agosto 20, 2015 Historia No hay comentarios

La explicación de los inicios de la mochila como prenda y elemento estructural de la cultura Arhuaca, está inserido agradablemente en mitos, leyendas y saberes que circulan por generaciones en la comunidad indígena Iku. Estos saberes son transmitidos por los Mamos ancianas y ancianos, que a su vez lo han aprendido de sus mayores.

La mochila es un elemento diferenciador de sentido en tiempo y espacio entre hombres y mujeres de la etnia Arhuaca-iku, es una actividad ritual a cargo de las mujeres, y en ellas más que un tejido elaborado con las manos, se plasman sus vivencias, pesares y alegrías. De esta manera una mochila es el símbolo de la vida y de su origen.

El proceso de elaboración comprende una parte espiritual y una parte de trabajo manual. El trabajo espiritual es un permiso que entrega el Mamo cuando la niña empieza a ver y a practicar el tejido siguiendo el ejemplo de la madre. Cuando las niñas están en este proceso se habla de un aprendizaje de vida, porque tejer mochila significa vida “hacer vida”. Una vez realizado los rituales las niñas pueden empezar a hacer los dibujos guiadas por la mama. El trabajo manual comprende una serie de etapas: 1) La esquila de las ovejas, trabajo realizado tanto por hombre como por las mujeres, 2) Lavado y secado de la lana, se hace para mejorar la manejabilidad de la lana. 3) Escarmenado, que corresponde a la separación de las fibras para seleccionar la lana de mejor calidad, 4) Hilado, procesos de unión de fibras para crear hilos, 5) Corchado, consiste en corchar o unir dos hilos el cual será utilizado para tejer. Estas actividades son formadoras de comunidad y constituyen una riqueza invaluable para el bienestar social de la cultura.

Written by despensadm