Los productos agrícolas sembrados o cosechados directamente del bosques tienen un significado especial para las comunidades indígenas, estos representan un vínculo con el territorio, sus prácticas ancestrales y saberes culturales. La miel es uno de estos producto, quien por décadas ha estado profundamente ligada a la medicina ancestral indígena y su uso va más allá como alimento espiritual.

En la actualidad, la miel se está trabajando en mayor medida en algunas comunidades indígenas con el fin de comercializarla a un precio justo. Esto ha permitido la creación de puentes de conocimientos ancestrales y técnicos y el desarrollo de proyectos de apicultura con una connotación cultural y sostenible en los territorios sagrados.

Despensa de la Sierra, ha desarrollado por 3 años este tipo de proyectos interculturales, y espacios de cooperación en la parte baja de la SNSM, específicamente en áreas del bosque seco tropical. Estas mieles tienen características únicas dada la variedad de especies de flores a las que tienen acceso las abejas para la elaboración de la miel, la cera, la jalea, el polen o propóleo. En forma resumida, este proyecto ha sido establecido lejos de la comunidad, para evitar perturbaciones a las abejas, ha crecido paulatinamente y ha sido clave en la reforestación de áreas con alto impacto por la tala y la agricultura en monocultivos.

Este proyecto ha permitido también, valorizar los conocimientos ancestrales alrededor de la apicultura y sobre todo brinda opciones de mejorarla calidad de vida de muchas persona en la comunidad sin que ello implique salir del territorio, crear canales de comercio directo y justo y poder reafirmar la apropiación del bosque y su sabiduría como fuente importante de identidad.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *