Una mochila y una historia

Con una mochila te llevas una historia y una cultura.
Orígenes.

La explicación de los inicios de la mochila como prenda y elemento estructural de la cultura Arhuaca, está inserido agradablemente en mitos, leyendas y saberes que circulan por generaciones en la comunidad indígena Arhuaca. Estos saberes son transmitidos por los Mamos y los mayores, que a su vez lo han aprendido de sus mayores.
La mochila es un elemento diferenciador de sentido en tiempo y espacio entre hombres y mujeres de la etnia Arhuaca, es una actividad ritual a cargo de las mujeres, y en ellas, más que un tejido elaborado con las manos, se plasman sus vivencias, pesares y alegrías. De esta manera una mochila es el símbolo de la vida y de su origen.
Representa la bitácora de la vida misma, de manera que narra, los temores, las fuerzas, los estados de ánimo, en resumen la relación íntima con el mundo.

Mitología de los pueblos nativos del corazón del mundo

Los Arhuacos son un grupo étnico milenario que habita en el Caribe Colombiano sobre una montaña costera, aislada de los Andes, conocida como Sierra Nevada de Santa Marta, SNSM. Esta región tiene un estatus único al ser la montaña más alta cercana al mar en todo el mundo, con una elevación de 5.775 metros, se conjuga con las playas del Mar Caribe y termina en imponentes picos nevados. 

Para sus habitantes nativos es una tierra sagrada considerada el corazón del mundo debido a que allí existe una energía que se irriga a el universo, para que este esté siempre en armonía. En la SNSM habitan, además de los Arhuacos, tres pueblos hermanos más: Koguis, Wiwas y Kankwamos, quienes comparten una ideología de cuidado y protección de la SNSM, coincidiendo todos en que la misión de su presencia allí es salvaguardar este territorio. 

No es descabellado pensar que la existencia de comunidades nativa en la sierra, es gracias a la geografía de este macizo montañoso que sorprendió tanto a los conquistadores como a los botánicos de épocas pasadas y actuales. Es en esta región donde los nativos han escondido por décadas sus saberes, tradiciones y cultura. Dicen los Abuelos indígenas Arhuacos que, “fueron los cerros sagrados (Kwimukunu) que nos ayudaron a permanecer y permitieron que hoy nos expresamos y reconozcamos como pueblo originario, con saberes, cultura, pensamiento y lengua propia”.

Cuentan los Mamos y abuelos Arhuacos, que los ancestros tayronas salieron del mar, ese es el origen de la ley que rige la vida. En ese entonces cuando todo era oscuridad (SEIN ZARE ZANO) Jiwu, como suele llamarse al agua del mar, era sólo una especie de espuma en donde todos los seres existían en espíritu o anugwe, en un estado de vida sin cuerpo material, viviendo sin ninguna distinción, todos eran iguales, tanto animales, plantas, rocas y demás. De las espumas del mar se originó la tierra, la cual se formó luego de aparecer la luz.

Según los Mamos cuando de las otras dimensiones, que existen en la visión ancestral, se anunció que llegaría la luz, el padre sol que vivía en el mar, se preparó para emprender un camino y ordenó que todos los seres construyeran su casa. Los seres que no lo hicieron, quedaron viviendo en la oscuridad.

El padre sol o Jwia volvió luego de mucho tiempo con la luz y fue en ese estado donde se originó lo que hoy conocemos como la ley de origen.

por esta razón es el mar considerado fuente de vida en el cual las espumas que llegan a la orilla son semillas que fecundan la tierra como un acto sagrado de creación. Es en el mar donde habita SEYKUNUMA MANKUNUMA una madre que controla todos los movimientos de la tierra como los temblores. Ella se nutre de los ríos que recorren toda la tierra para llevar alimentos, si esto no sucede la madre enfurece y puede llevarnos a todos de nuevo al mar como en un principio.

De allí que para las etnias de la sierra, esta montaña, que es reserva de la Biósfera, es una prolongación del mar y de sus seres sagrados. A la orilla de la playa está el recuerdo permanente de cómo se formó el universo, de la ruta por la cual llegaron los ancestros y por la cual retornaremos una vez nuestra misión en la tierra concluya.

Origen de la mochila Arhuaca

La explicación de los inicios de la mochila como prenda y elemento estructural de la cultura Arhuaca, aparece explicado  en mitos, leyendas y saberes que circulan por generaciones en la comunidad indígena Arhuaca. Estos saberes son transmitidos por las autoridades espirituales y sabedores «Mamos», que a su vez lo han aprendido de sus mayores

 

La elaboración de la mochila es una actividad  que diferencia  en tiempo y espacio  hombres y mujeres de la etnia Arhuaca. Simbólicamente tejer, es un acto ritual a cargo de las mujeres, y en ellas más que un tejido elaborado con las manos, se plasman sus vivencias, pesares y alegrías. De esta manera una mochila es el símbolo de la vida y de su origen

 

El proceso de elaboración comprende una parte espiritual y una parte de trabajo manual. El trabajo espiritual consiste en la obtención de un  permiso que entrega el Mamo cuando la niña empieza a ver y a practicar el tejido siguiendo el ejemplo de la madre. Cuando las niñas están en este proceso se habla de un aprendizaje de vida, porque tejer mochila significa vida,“hacer vida”

 

Una vez realizado los rituales las niñas pueden empezar a hacer los dibujos guiadas por la mama. El trabajo manual comprende una serie de etapas

1) La esquila de las ovejas, trabajo realizado tanto por hombre como por las mujeres

2) Lavado y secado de la lana, se hace para mejorar la manejabilidad de la lana

3) Escarmenado, que corresponde a la separación de las fibras para seleccionar la lana de mejor calidad

4) Hilado, procesos de unión de fibras para crear hilos

5) Corchado, consiste en corchar o unir dos hilos el cual será utilizado para tejer

 

De esta manera, tejer una mochila,  constituyen actos formadoras de comunidad y constituyen una riqueza invaluable para el bienestar y la cohesión social de la cultura

Centro de enseñanza Swaka en Agro Acuicultura Integrada en la SNSM

Centro de enseñanza Swaka en  Agro Acuicultura Integrada en la SNSM.

Despensa de la Sierra estableció en la comunidad indígena Jimain en la Sierra Nevada de Santa Marta desde el año 2018 un Centro de Enseñanza en Agro Acuicultura Integrada el cual ha sido bautizado Swaka, que en lengua Arhuaca significa, “un lugar para pensar”. La Agro Acuicultura es una técnica sofisticada que logra producción, gestión integrada y uso conjunto de la acuicultura, agricultura y ganadería con énfasis en la acuicultura. Fue evolucionando en Asia como forma para mantener el equilibrio de los territorios y las tradiciones.

El principal propósito con el establecimiento de estas técnicas es trabajar por el rescate de las formas tradicionales de cultivo, resaltando las  tradiciones asociadas a la memoria agro-alimentaria, al territorio con ente vivo y cambiante y al saber ancestral.

 

A futuro avanzaremos en la construcción de sistemas Acuapónicos con la finalidad de hacer un uso más eficiente del agua y de los recursos.

Mas información en

https://www.youtube.com/watch?v=vy1ZLs6yYQo

Policultivo de cachama y bocachico, alternativa nutricional para arhuacos

El proyecto “Producción sostenible de alimentos mediante un sistema de Agro-Acuicultura Integrada-AAI en la comunidad indígena de Jimain-Resguardo Arhuaco-Sierra Nevada de Santa Marta, Colombia”, busca atender aquellos problemas que las comunidades presentaron ante la Universidad Nacional de Colombia (U.N.).

Ganador de la Convocatoria de Extensión Solidaria 2015, este proyecto, desarrollado por el Departamento de Producción Animal, busca ser una alternativa a las actuales fuentes de proteína animal –aves, cerdos y ganado vacuno-, cuyo abastecimiento es muy limitado.

“También hay recursos vegetales, pero son más ricos en carbohidratos que en proteína: yuca, plátano, malanga y fríjoles”, explica la profesora Adriana Patricia Muñoz Ramírez, quien dirige el Grupo de investigación UN-Acuictio.

Ubicado entre los municipios de Valledupar y Pueblo Bello, departamento del Cesar, la comunidad Jimain está asentada en las estribaciones de la Sierra Nevada de Santa Marta. La conforman alrededor de 100 familias integradas por un promedio de siete personas, equivalentes a mil personas, entre quienes la mayor parte de su población son niños y jóvenes.

“Aunque nuestra meta no es la de solucionar definitivamente un problema de carácter generalizado en el país, sí buscamos ofrecer alternativas para las comunidades indígenas, que en este caso se ha enfocado en un policultivo de cachama y bocachico”, explica la docente.

Seleccionados por su alta calidad nutricional en contenido de aminoácidos y minerales, el cultivo de este tipo de peces tiene la ventaja de contar con acceso al abastecimiento de agua procedente del río Los Clavos, junto con la posibilidad de alimentarlos con suplementos fabricados por la propia comunidad, los cuales vienen a complementar la productividad natural del estanque conformada por fitoplancton, zooplancton y otros organismos, producto de la fertilización con abono orgánico.

“Aunque el proyecto piloto está conformado por dos estanques –uno de 200 y otro de 80 metros cuadrados- ubicados al lado de la escuela, nuestro objetivo es que la comunidad pueda replicarlo en sus propias huertas”, destaca la docente, quien explica que este Sistema de Agro Acuicultura Integrada viene desarrollándose con éxito en otros países.

Encaminado a integrar producciones agrícolas con el cultivo controlado de organismos en el agua –o acuicultura-, uno de los referentes más conocidos de este modelo es el cultivo de arroz y peces en Asia. En la comunidad Jimain se ha decidido trabajar el cultivo de la huerta y peces que es atendida diariamente.

“Estamos sembrando hortalizas, leguminosas y tubérculos que son bien conocidos en la región: cebollín, frijol, yuca, malanga y ñame, posteriormente se quieren añadir otros recursos vegetales”, complementa el estudiante de Maestría en Producción Animal de la U.N. Juan Carlos Durán Izquierdo, quien hace parte de la comunidad Arhuaca.

La idea, destaca la académica, es aprovechar parte de estos recursos vegetales para fabricar el suplemento, de tal manera que se optimice su uso. El agua del estanque podría ser empleada para riego de la huerta en épocas de desabastecimiento del líquido, de tal manera que los nutrientes estarían en continuo reciclaje.

“Puesto que una de nuestras preocupaciones era que este suplemento llegara a competir con el alimento que consume la comunidad, en lugar de hacer uso de la yuca o el maíz, el grupo de investigación propuso una tabla de composición nutricional a partir de elementos vegetales como las hojas de yuca, malanga o amaranto, con alto contenido de proteínas pero que no son consumidas por la comunidad”, subraya el candidato a magíster.

Una vez recolectados, los ingredientes que hacen parte del suplemento son secados al sol y luego, molidos por separado en forma manual; posteriormente son mezclados, de tal manera que se obtiene una harina que se administra a los peces.

Concebido como un proyecto desarrollado de manera conjunta entre el Grupo de Investigación UN-Acuictio y la comunidad, se busca garantizar que la iniciativa no corra la misma suerte de otro tipo de proyectos que se han querido desarrollar con comunidades de la Sierra Nevada, debido a que en la mayoría de los casos suelen omitir la necesidad de concertar con la comunidad.

El candidato a magíster subraya además la importancia de este tipo de proyectos, en la medida que puede volverse un modelo para las 80 comunidades que conforman el resguardo Arhuaco.

El proyecto del Grupo de investigación UN-Acuictio será socializado en el marco del Congreso internacional de Innovación Social, que tendrá lugar los próximos 3 y 4 de noviembre en la U.N.

(Por: Fin/JCMG/MLA)

Ver artículo completo aqui

Origen de la Mochila Arhuaca

La explicación de los inicios de la mochila como prenda y elemento estructural de la cultura Arhuaca, está inserido agradablemente en mitos, leyendas y saberes ancestrales que circulan desde generaciones inmemoriales en la comunidad indígena Iku. Estos saberes son transmitidos por los Mamos, ancianas y ancianos, que a su vez lo han aprendido de sus mayores. El mito de origen de la mochila Arhuaca cuenta que fue de los pájaros que se aprendió a tejer. Cuenta la leyenda que al inicio de todo lo material que existe, predominaba la oscuridad y en ella existíamos como energía o espíritu, sin cuerpos físicos y fue en ese estado que se aprendió el tejido que aún hoy se conserva.

La mochila es un elemento diferenciador de sentido en tiempo y espacio entre hombres y mujeres de la etnia Arhuaca-iku, es una actividad ritual a cargo de las mujeres, y en ellas más que un tejido elaborado con las manos, se plasman sus vivencias, pesares y alegrías. De esta manera una mochila es el símbolo de la vida y de su origen.

El proceso de elaboración comprende una parte espiritual y una parte de trabajo manual. El trabajo espiritual es un permiso que entrega el Mamo cuando la niña empieza a ver y a practicar el tejido siguiendo el ejemplo de la madre. Cuando las niñas están en este proceso se habla de un aprendizaje de vida, porque tejer mochila significa vida “hacer vida”. Una vez realizado los rituales las niñas pueden empezar a hacer los dibujos guiadas por la mama. El trabajo manual comprende una serie de etapas:

1) La esquila de las ovejas, trabajo realizado tanto por hombre como por las mujeres.
2) Lavado y secado de la lana, se hace para mejorar la calidad de la lana.
3) Escarmenado, que corresponde a la separación de las fibras para seleccionar la lana de mejor calidad.
4) Hilado, procesos de unión de fibras para crear hilos.
5) Corchado, consiste en corchar o unir dos hilos el cual será utilizado para tejer.

Estas actividades son formadoras de comunidad y constituyen una riqueza invaluable para el bienestar social de la cultura.

Pensamiento de la mujer

Simbolismo: Pensamiento de la mujer

Este dibujo que lleva como representación el pensamiento de la mujer. En un principio se usaba sólo para la ceremonia del bautismo y se hacía según el sexo al cual se va a bautizar. Estas mochilas sólo las podían hacer las mujeres después del embarazo. En la actualidad el manejo es diferente.

Se considera que este dibujo se debe a la primera Arhuaca que existió, Ati-Nabowa, ella tejió este diseño y dispuso que así lo hicieran las demás Arhuacas. Es decir, que la mochila que una Arhuaca debe tejer después embarazo es Kunsamunu A’mía.

¿Qué es una mochila Arhuaca ?

La explicación de los inicios de la mochila como prenda y elemento estructural de la cultura Arhuaca, está plasmado en leyendas y mitos que circulan por generaciones en la comunidad Arhuaca de la Sierra Nevada de Santa Marta. Estos saberes son transmitidos por los Mamos, ancianas y ancianos, que a su vez lo han aprendido de sus mayores.

La mochila es un elemento diferenciador de sentido, en tiempo y espacio entre hombres y mujeres, de esta manera,  el tejer es una actividad ritual a cargo de las mujeres, y en ellas, más que un tejido elaborado con las manos, se plasman sus vivencias, pesares y alegrías a lo largo de la vida.

De esta manera una mochila es el símbolo de la vida y de su origen, representa la bitácora de la existencia, de manera que narra, los temores, las fuerzas, los estados de ánimo, en resumen la relación íntima con el mundo. Algo similar ocurre con el poporo en el hombre.

Simbolismo: Kun zachu (hojas de los árboles)

Simbolismo: Kun zachu

Este dibujo simboliza las hojas y representa la igualdad y la naturaleza

Es un principio Arhuaco considerar que todos los seres humanos son hijos de la tierra y todo lo que en ella existe da vida y sustento, la tierra es la madre y en consecuencia, los árboles y todas las plantas y animales son sus hijos.

Cuando se hace una mochila en con es dibujo, se representa la mata de ayu (coca) que es el árbol sagrado de la cultura y está presente en la visión de mundo, como una planta armonizadora. La mata de Ayu está en el centro de la tradición Arhuaca, los abuelos dicen que desde la ley de origen se dejó para cuidar el mundo. Dentro del ordenamiento espiritual es necesario una serie de rituales y permisos para poder sembrarla, cosecharla, tostar y utilizarla.

La hoja de Ayu es símbolo de igualdad y está representada en este dibujo sagrado que relaciona y conecta con la naturaleza.